Desarrollo tecnológico a través de los celulares que he tenido

Fue a finales del 2004 cuanto tuve mi primer celular, si bien en ese momento no era un equipo de punta si era uno de los más populares. Ahora, 13 años después las características técnicas de ese celular parecen un chiste frente a los teléfonos incluso de gama baja.

Dicho celular fue el popular Nokia 1100 el cual tenía una pantalla monocromática de apenas 96×65 píxeles.

Nokia 1100

Nokia 1100

Luego tuve otro celular de la misma marca, el Nokia 3120. Que como novedades (para mi) tenía pantalla a color, soporte de aplicaciones java y reproducción de sonidos polifónicos.

Nokia 3120

Nokia 3120

Cuando este era el celular que estaba usando fui victima de un robo, lo que me hizo regresar a la línea básica de Nokia de la mano del 1200.

Nokia 1200

Nokia 1200

 

y aproveche para dar un pequeño salto tecnológico y estético hacia el Samsung 636, que se convirtió en el primer equipo con “tapa” que tuve.

Samsung 636

Samsung 636

En este punto ya estabamos a mediados del 2007 y con motivo del estreno de la película de Los Simpson adquirí un Sony Ericsson T630, que ya tenía una resolución de pantalla de 128×160 píxeles con un tamaño de casi 2 pulgadas y un almacenamiento interno de 2 Mb.

Sony Ericsson T630

Sony Ericsson T630

Posteriormente adquirí un Sony Ericsson W300i, la característica estrella de este teléfono era su reproductor musical y adicionalmente se convirtió en mi primer celular con memoria expandible.

Luego tuve un Motorola ROKR Z6, que tenía una “poderosa” cámara de 2 megapíxeles y una memoria interna de 64 Mb.

A continuación, sin lugar a dudad tuve el salto tecnologico más grande en mi historia con respecto a los celulares que he poseído: El Samsung Galaxyy Ace con el cual entré al mundo Android y la conexión permanente a internet con todo lo bueno y lo malo que ello conlleva.

Más de un año más tarde y tras la explosión de las aplicaciones móviles me vi en la necesidad de tener un equipo con mayor capacidad de almacenamiento y poder de procesamiento. Mi decisión fue el LG Nexus 4, que sin lugar a dudas ha sido el mejor teléfono móvil que he tenido hasta el momento. Con el estuve cerca de 4 años y al final de ese tiempo seguía siendo un celular poderoso y con características de punta.

El único motivo por el que tuve que cambiarlo fue por su ausencia de compatibilidad con las redes 4G. Por este motivo, decidí adquirir un celular gama media como el P9 Lite que si bien no ofrece la misma experiencia de usuario que el Nexus 4 al tener una capa de personalización bastante molesta si tiene una muy buena relación precio / características.

En conclusión, al comparar mi primer Nokia 1100 con mi actual P9 Lite (el cual no es un gama alta) se puede encontrar como ha evolucionado a un ritmo vertiginoso la tecnología en los últimos 15 años tanto a nivel de hardware como de software y como la telefonía celular es uno de los subsectores que más han impulsado la industria TI en el siglo XXI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.